sábado, 22 de julio de 2017

16 º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

1.- EL PAPA FRANCISCO HA COLOCADO UN CARTEL EN LA PUERTA DE ENTRADA DE SU HABITACIÓN.

La imagen puede contener: texto LE FUE REGALADO POR UN PSICÓLOGO CONOCIDO. DICE ASÍ «PROHIBIDO QUEJARSE: los transgresores son sujetos a un síndrome de victimismo con la consecuente disminución del tono del humor y de la capacidad para resolver problemas. La sanción es doble si la violación es cometida ante la presencia de niños. Para sacar lo mejor de uno mismo hay que concentrarse en las propias potencialidades y no en los propios límites, por lo tanto: deja de quejarte y actúa para hacer mejor tu vida”.

El Papa nos envía así un mensaje de esperanza. El mundo y nosotros tenemos luces y sombras, trigo y cizaña.... Pero no debemos perder el ánimo. Demos siempre lo mejor de nosotros mismos.

2.- EL EVANGELIO DE ESTE DOMINGO NOS PRESENTA TRES PARÁBOLAS QUE NOS INVITAN A LA ESPERANZA.

2.1.- LA PACIENCIA DE DIOS Y LA PARÁBOLA DEL TRIGO Y LA CIZAÑA.
La imagen puede contener: texto, naturaleza y exterior“Cuentan que en una ocasión un maestro hizo una pregunta poco afortunada a una niña en el colegio. Le dijo: 
--Si todos los hombres buenos fueran blancos y todos los hombres malos fueran negros… ¿Tú como serías?
La niña dio una lección al maestro con su contestación: 
-- “Yo, señor maestro, sería como las cebras. A rayas blancas y negras”.
Así somos todos. Tenemos trigo y cizaña.
La parábola del trigo y de la cizaña nos enseña que:
• Dios tiene paciencia con nosotros. Y permite que a veces crezca la cizaña para nuestro bien. 
• Todos tenemos trigo y cizaña. Por ellos debemos vivir con humildad y sencillez. No seamos jueces de nadie.
• No tenemos que sembrar malas hierbas en la vida: Ya Martin Luther King, llegó a decir: “Hemos aprendido a volar como los pájaros y a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir juntos como hermanos”
• Debemos sacar bien del mal. Dios permite que el mal exista: las dificultades, problemas, enfermedades, fracasos. . pero quiere que lo aprovechemos para crecer en madurez y en amor.

2.2.- EL VALOR DE LO PEQUEÑO Y LA PARÁBOLA DEL GRANO DE MOSTAZA.
“Cuentan que un joven estudiante tenía un gran deseo de dedicarse al bien de la humanidad. Se presentó a San Francisco de Sales y le preguntó:
- ¿Qué debo hacer para lograr la paz del mundo?
San Francisco de Sales le respondió sonriente:
- No dar esos portazos tan fuertes”.
La parábola del grano de mostaza nos enseña a:
• Saber dar importancia a los pequeños detalles (en el matrimonio, en la trabajo, en la convivencia….). Porque lo grande se realiza en lo pequeño.
No hay texto alternativo automático disponible.• Hacer bien lo que tengo que hacer: Decía San Josemaría que debemos “hacer endecasílabos de la prosa diaria”.

2.3.- LA FUERZA DEL BIEN Y LA PARÁBOLA DE LA LEVADURA QUE FERMENTA LA MASA.
La levadura hace crecer la masa del pan. 
Los cristianos estamos en medio del mundo para fermentarlo con le Evangelio. El Reino de Dios crece sin cesar.
Estamos llamados a ser levadura que anime el mundo, que lo haga crecer en el amor. El Evangelio es algo grande, que anima la vida. En medio, a veces de un ambiente hostil.

3.- CONCLUSIONES

3.1.- No olvidemos la fuerza del bien, de la verdad y de la belleza. El ser humano, a veces parece que se olvida de ellos, pero su corazón los anhela.
¡Qué bellas palabras las del libro de la Sabiduría!
“Enseñaste a tu pueblo que el justo debe ser humano, y diste a tus hijos la dulce esperanza de que, en el pecado, das lugar al arrepentimiento”.

3.2.- No trabajamos solos: la carta a los Romanos hoy nos dice: “El Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad”

3.3.- No estamos en este mundo para quejarnos. Los cristianos no pertenecemos a la Cofradía de los lamentos. 
Es verdad que en nuestro mundo conviven el trigo y la cizaña. Es más, a veces, parece que la cizaña crece más que el trigo. Pero no perdamos la esperanza. Sigamos sembrando el bien en los pequeños detalles.
El Reino de Dios tiene sus tiempos y la fuerza que le da la presencia de Cristo: “Yo estaré con vosotros hasta el fin del mundo”

La imagen puede contener: una o varias personas y texto

lunes, 17 de julio de 2017

15º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO



1.- COMENZAMOS CON ESTA NARRACIÓN: 

“Un joven soñó que entraba en un supermercado recién inaugurado y, para su sorpresa, descubrió que Jesucristo se encontraba atrás del mostrador.
- ¿Qué vendes aquí? - le preguntó.
- Todo lo que tu corazón desee - respondió Jesucristo.
Sin atreverse a creer lo que estaba oyendo, el joven emocionado se decidió a pedir lo mejor que un ser humano podría desear:
- Quiero tener amor, felicidad, sabiduría, paz de espíritu y ausencia de todo temor - dijo el joven-. Deseo que en el mundo se acaben las guerras, el terrorismo, el narcotráfico, las injusticias sociales, la corrupción y las violaciones a los derechos humanos.
Cuando el joven terminó de hablar, Jesucristo le dice:
- Amigo, creo que no me has entendido. Aquí no vendemos frutos; solamente
vendemos semillas".

CRISTO ES EL SEMBRADOR DE LAS MEJORES SEMILLAS Y NOS OFRECE COLABORAR CON ÉL SEMBRADO LAS SEMILLAS QUE HAGAN CRECER SU REINO DE AMOR, DE JUSTICIA Y DE PAZ.

2.- EL EVANGELIO DE HOY PRESENTA LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR. DIRIGIREMOS UNA TRIPLE MIRADA: AL SEMBRADOR, A LA SEMILLA Y A LA TIERRA.

La imagen puede contener: una persona, de pie, exterior y texto
2.1- EL SEMBRADOR: ¿A QUIÉN REPRESENTA? 
A CRISTO.
• Sale cada día a sembrar: “Salió el sembrador a sembrar”.
• No desprecia ninguna tierra: Sembró en el camino, entre piedras, entre zarza…
• Tiene paciencia para ver crecer su semilla.

2.2- LA SEMILLA. ¿QUÉ SIMBOLIZA?
2.2.1.- La Palabra de Dios.
• Es un TESORO que contiene la sabiduría que da sentido a la vida. 
“Como bajan la lluvia y la nieve del cielo, y no vuelven allá sino después de empapar la tierra, de fecundarla y hacerla germinar, para que dé semilla al sembrador y pan al que come, así será mi palabra, que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, sino que hará mi voluntad y cumplirá mi encargo”.
• Es como una BRÚJULA que orienta en el camino de la existencia.
• Es como un ESPEJO donde mirarnos: las historias de la Biblia reflejan nuestra propia vida.
• Es como una CARA DE AMOR que está escrita en la sangre de su hijo.
Tras cada página de la Biblia encontramos a Cristo: latente en el Antiguo Testamento y patente en el Nuevo.
Debemos acercarnos a la Palabra de Dios con amor y respeto. Porque cuando oramos hablamos a Dios, cuando leemos la Palabra Él nos responde.

2.2.2.- Las buenas obras: el bien y la bondad…
Jesús no sólo sembró las más bellas palabras, sino que sobre todo sembró amor y bien entre todos. Acogía a los niños, curaba a los enfermos, consolaba a los tristes, perdonaba a los pecadores…

3.- LA TIERRA: SIMBOLIZA EL CORAZÓN DE CADA SER HUMANO.
3.1.- Jesús mostrándonos los cuatro tipos de tierra nos hace el mejor retrato del alma humana.
• EL CAMINO: duro y áspero. Muchas veces somos como un camino en el que no puede penetrar la semilla de la Palabra. Estamos cerrados a Dios y a su amor.
• LA TIERRA LLENA DE ZARZAS: las zarzas son las preocupaciones de la vida (Tenemos tiempo para todo menos para el Señor), la seducción de las riquezas y los diversos ídolos de nuestro tiempo…
• EL PEDREGAL Es una tierra en la que cae bien la semilla, pero falta profundidad. Existe una atracción por el bien, la verdad y la belleza.. pero faltan las raíces… Muchas veces nos entusiasmamos con Cristo pero luego nos cansamos y desistimos porque no cuidamos la oración y la formación.
• LA TIERRA BUENA: que acoge la semilla y sabe dar fruto.

3.2.- ¿Qué tipo de tierra eres tú? Yo soy un poco las cuatro. Creo que todos tenemos algo de cada una de estas cuatro tierras…

3.- CONCLUSIONES.

3.1.- Ama la Palabra de Dios: conocerla, meditarla, empaparse de ella.
3.2.- Aprende a cuidar la tierra de tu corazón: Limpiemos las malas hierbas de nuestros pecados, quitemos las piedras que hace nuestra vida superficial, reguemos la tierra dura para dejarla mullida para recibir la semilla. Contamos con la fuerza del Espíritu Santo y la fuerza de los sacramentos.
3.3.- Sé tú como el sembrador: Sembrar buenas semillas en la tierra. Necesitamos sembradores de la Palabra y sembradores del Bien. Existe un precioso poema de Marcos Rafael Marco Belmonte, titulado SEMBRANDO, que dice en algunos de sus versos 
”Hay que imitar al viento, que siembra flores
lo mismo en la montaña que en la llanura,
y hay que vivir la vida sembrando amores,
con la vista y el alma siempre en la altura»….
¡Hay que vivir sembrando! ¡Siempre sembrando!...

4.- NOS ENCOMENDAMOS A NUESTRA MADRE LA VIRGEN DEL CARMEN.

Ella es Patrona de los hombres del mar, abogada en el momento de la muerte, auxilio en los momentos de dificultad, maestra de oración y vida espiritual...
Virgen del Carmen, ruega por nosotros.

La imagen puede contener: 2 personas

sábado, 8 de julio de 2017

14º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

1.- LA VIDA A VECES SE HACE DURA: ES COMO UNA PESADA CARGA. 

El orfeón Juan de la Encina de Villacañas canta una preciosa canción que tiene como letra TRES CANTARES ATRIBUIDOS A ANTONIO MACHADO. Hablan del cansancio de vivir.

Señor, me cansa la vida, 
tengo la garganta ronca 
de gritar sobre los mares, 
la voz de la mar me asorda. 
Señor, me cansa la vida 
y el universo me ahoga. 
Señor, me dejaste solo, 
solo, con el mar a solas.

O tú y yo jugando estamos 
al escondite, Señor, 
o la voz con que te llamo 
es tu voz.

Por todas partes te busco 
sin encontrarte jamás, 
y en todas partes te encuentro 
sólo por irte a buscar.

2.- EL EVANGELIO DE HOY ES UN TEXTO PRECIOSO. TIENE TRES PARTES

2.1.- Primera: Un alabanza al Padre porque ha revelado su Evangelio a los sencillos y humildes
“Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla”.

2.2.- Segunda: una frase de Jesús en la que manifiesta su especialísima relación con el Padre.
“Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar”.

3.3.- Tercera: una invitación de Jesús a todos los que se siente cansados y agobiados:
“Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera”.

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie, montaña, texto y naturaleza

3.- CONCLUSIONES

3.1.- Necesitamos sencillez de corazón para acercarnos a Dios.
• Dios es el Dios de los pequeños y sencillos. Pueden acercarse a Él con confianza todos los que tienen herido el corazón.
• Se aleja de Dios el que cree no necesitarlo, el que se cree más sabio que nadie, el que piensa se siente fuerte por sí mismo…
• Existen alegrías profundas que sólo saborea el sencillo y libre de corazón:
--alegría de dar lo que uno tiene y otro necesita
--alegría de una amistad hasta dar la vida por el amigo
--alegría de pasar por este mundo haciendo el bien
--alegría se sentirse libre, enteramente libre de pasiones y del qué dirán.
--alegría de perdonar hasta a los enemigos
--alegría de sentirse en paz de Dios, consigo mismo y con los demás.

3.2.- Aceptemos a Cristo como Dios y Señor. El conoce al Padre y nos lo ha revelado. La grandeza inmensa, la belleza que nos llena de asombro y el amor infinito que es el Misterio Trinitario nos lo ha dado a conocer Cristo.
El ser humano con su razón ha llegado a descubrir algunos aspectos de Dios. Pero Cristo nos lo ha revelado en plenitud. El CONOCE al Padre.

3.3.- Acudamos a Cristo con nuestros agobios y tristezas….
• Cada uno tenemos nuestros agobios y tristezas… ¿Cuáles son los tuyos?
• Ser manso y humilde de corazón, como Jesús es el camino para encontrar nuestro descanso.
• Alguien, con cierto humor, afirmó recientemente en un programa que “la gente está cansada de creer en Dios; que eso son antiguallas, producto de otras épocas pasadas”. Pero es al revés Quien está cansado es quien no ha descubierto el descanso que es creer y esperar en Dios.
++ Con Dios, los acontecimientos se llevan mejor.
++ Con el Señor, las cargas, se hacen más ligeras. Con Jesús, los problemas –aún existiendo- se toman y hasta resuelven de otra manera. Porque, apoyarse en el hombro de Cristo, es dar la vuelta a las cosas. Es esperar contra toda esperanza. Es dejar que, la tormenta que nos sacude, se aleje de nosotros sabiendo que, Dios, pondrá todo en su lugar.

Los santos nos han enseñado mucho de esta confianza en Dios. Santo Tomás Moro, canciller de Inglaterra, patrono de los políticos, que murió decapitado en la Torre de Londres por atreverse a actuar en conciencia ante el rey Enrique VIII supo conservar la alegría aun en medio de graves problemas. Compuso esta simpática oración:
Dame Señor, la salud del cuerpo
y el buen humor necesario para conservarla.
Dame un alma que no conozca el aburrimiento,
ni suspiros, ni lamentos.
No permitas que tome demasiado en serio
a esa entrometida cosa que se llama Yo.
Dame, Señor, el sentido del humor.
Dame el saber reírme de un chiste
para que sepa sacar alegría a la vida y
compartirla con los demás.
Y cuando le ponían el cuello en el tajo pidió al verdugo que, por favor, no cortasen al tiempo la barba porque ella no tenía culpa de nada…

4.- Y CONCLUYO CON OTRO POEMA QUE ES A LA VEZ UN HIMNO DE LA LITURGIA DE LAS HORAS: “AMO SEÑOR TUS SENDAS” (Luis Blanco Vila)

Amo Señor tu sendas, y me es suave la carga
Que en mis hombros pusiste;
Pero a veces encuentro que la jornada es larga,
Que el cielo ante mis ojos de tinieblas se viste,

Que el agua del camino es amarga, es amarga,
Que se enfría este ardiente corazón que me diste;
Y una sombría y honda desolación me embarga,
Y siento el alma triste y hasta la muerte triste...

El espíritu es débil y la carne cobarde,
lo mismo que el cansado labriego, por la tarde,
de la dura fatiga quisiera reposar...

Más entonces me miras... y se llena de estrellas,
Señor, la oscura noche; y detrás de tus huellas,
Con la cruz que llevaste, me es dulce caminar

La imagen puede contener: una persona, de pie, cielo y exterior

sábado, 1 de julio de 2017

13º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

1.- COMENZAMOS CON ESTA BELLA NARRACIÓN DE RABINDRANATH TAGORE.

“Iba yo pidiendo, de puerta en puerta, por el camino de la aldea, cuando tu carro de oro apareció a lo lejos, como un sueño magnífico.
Y yo me preguntaba, maravillado, quién sería aquel Rey de reyes. Mis esperanzas volaron hasta el cielo, y pensé que mis días malos se habían acabado.
Y me quedé aguardando limosnas espontáneas, tesoros derramados por el polvo. La carroza se paró a mi lado. Me miraste y bajaste sonriendo. Sentí que la felicidad de la vida me había llegado al fin. Y de pronto tú me tendiste tu diestra diciéndome: “¿Puedes darme alguna cosa?”.
¡Ah, qué ocurrencia la de tu realeza! ¡Pedirle a un mendigo! Y yo estaba confuso y no sabía qué hacer. Luego saqué despacio de mi saco un granito de trigo, y te lo di.
Pero qué sorpresa la mía cuando al vaciar por la tarde mi saco en el suelo, encontré un granito de oro en la miseria del montón. ¡Qué amargamente lloré de no haber tenido corazón para dártelo todo!"
CONCLUSIÓN:Dios es siempre más generoso. Lo que demos lo recibimos multiplicado. El sabe dar el ciento por uno

2.- EVANGELIO DE SAN MATEO.

Invitación al seguimiento radical a Cristo.
2.1.- “El que quiere a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí”.
• Jesús debe estar por encima de todo amor. El debe ser el amor primero y fundamental.
• Todo amor tiene la raíz en Cristo
• Si amamos a Cristo tendremos fuerza para vivir también el amor a los padres, a los hermanos, a los hijos, a la esposa o al esposo.
La imagen puede contener: una o varias personas, océano, texto, exterior, agua y naturaleza
2.2.- “El que encuentre su vida la perderá y el que la pierda por mí la encontrará”
• Jesús nos enseña el camino de la plenitud con esta paradoja: Es preciso perder para ganar. Sólo gana su vida el que se entrega.
• ¿Cuántas veces tenemos la experiencia de que sólo darnos nos hace felices?
• ¿Cuántas veces descubrimos que hay que saber perder para ganar en la familia, en la convivencia, en la amistad?
• Perder la vida por Cristo es la forma más bella de ganarla

2.3.- “El que no toma su cruz y me siga no es digno de mí”
La cruz de cada día, la cruz gloriosa a través de la cual nos unimos a la de Cristo.
¡Qué dulce es llevar la cruz detrás del Señor!

3.- LAS OTRAS LECTURAS.

3.1.- Libro de Reyes:
Nos presenta la generosidad de la mujer sunamita, con el profeta Eliseo. No olvidemos que Dios no se deja ganar en generosidad.

3.2.- Carta a los Romanos:
• Nos presenta Bautismo la grandeza del bautismo: supone unirnos a Cristo, incorporarnos a la muerte y resurrección de Cristo.
• El Bautismo nos consagrada a Cristo. Nos hace estar “vivos para Dios en Cristo Jesús Señor nuestro”

4.- CONCLUSIONES:

4.1.- Entreguemos la vida a Cristo para ganarla de verdad.
4.2.- Cristo debe ser el centro de nuestra vida, el Señor, Áquel a quien seguimos.
4.3.- Vivamos la experiencia de la generosidad cada uno en nuestra propia vocación: el matrimonio, la vida consagrada, el sacerdocio… Quien de verdad se entrega es mucho más feliz.
 
La imagen puede contener: texto