domingo, 27 de noviembre de 2016

1º DOMINGO DEL ADVIENTO







La imagen puede contener: texto

1.- COMENZAMOS CON ESTA PARÁBOLA DEL ADVIENTO

“Dicen que en un pueblecito de la sierra madrileña, hace ochenta años, con una pequeña ermita, cuatro casas y un apeadero de ferrocarril donde jamás paró un tren, se corrió la voz de que Dios, nada menos, iba pasar por el pueblo camino de la capital del Reino.
Los cuatro vecinos, el alcalde, el viejo cura, los pastores trashumantes que guardaban sus rebaños, los vendedores ambulantes de queso y miel de la Alcarria, todos se pusieron a limpiar el pueblo, a arrancar los cardos borriqueros, a colgar un cartel diciendo “Vienvenido”, con dos UVES para mayor redundancia, y hasta se pusieron bombillas nuevas en el apeadero.
Y el viejo sacristán, a su tiempo albañil, hombre bueno donde los hay, fue enviado de vigía a un castillete del camino… Y el bueno del sacristán, mientras entornaba sus ojos cansados para ver en la lejanía, pensaba, como las lecturas de hoy nos han dicho, que nadie podía dormirse y menos él. No sabía cómo vendría el Señor, pero él había oído decir al cura que vendría en son de paz, no como esas pandillas de otras aldeas que venían con piedras y palos, que vendría como juez misericordioso como el mismo vigía anhelaba y necesitaba por lo que él llamaba su turbulenta juventud.
Pasaron los días, pasaron las semanas, pasaron los meses. Los pastores regresaron a Extremadura, los mieleros a la Alcarria, el alcalde se peleó con el cura causante del bulo, el apeadero perdió sus bombillas, sólo el viejo vigía seguía esperando.
Hasta que un día mesándose la hirsuta barba de meses suspiró.
--Señor, ¿dónde estás?
Y oyó una voz cariñosa:
--Aquí contigo
--Pero, ¿desde cuándo, Señor?
--Desde que empezaste a desear que llegara…

Ciertamente buscamos a Dios fuera cuando lo llevamos adentro. Adviento es interioridad. Es esperar con anhelo. Es salir al encuentro de alguien muy querido, de ese único alguien que desde el momento que le deseamos ya está con nosotros. Aun antes de desearle ya está a la puerta y llama…”y si alguien me oye y abre entraré y comeré con el él. Eso es Adviento.

No hay texto alternativo automático disponible.2.- EL ADVIENTO NOS RECUERDA LAS TRES VENIDAS DEL SEÑOR.

• PRIMERA VENIDA: Jesús vino en carne mortal, nació en Belén de la Virgen María.
• SEGUNDA VENIDA: Jesús vendrá al final de los Tiempos para traernos la salvación. Sabemos que nuestra muerte será un encuentro con su misericordia.
• TERCERA VENIDA: Jesús viene cada vez que le abrimos el corazón: viene en los sacramentos, en su Palabra, en el silencio, en el pobre que llama a tu puerta…

3.- LA PALABRA DE DIOS DE HOY NOS INTRODUCE EN EL ADVIENTO.

3.1.- Isaías: "Venid, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob. Él nos instruirá en sus caminos y marcharemos por sus sendas; porque de Sión saldrá la ley, de Jerusalén, la palabra del Señor. Será el árbitro de las naciones, el juez de pueblos numerosos. De las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas. No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra. Casa de Jacob, ven, caminemos a la luz del Señor". 
3.2.- Carta a los Romanos: "Daos cuenta del momento en que vivís; ya es hora de espabilarse, porque ahora nuestra salvación está más cerca que cuando empezamos a creer".
3.3.- Evangelio de Lucas: "Por eso estad también vosotros preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del Hombre".

4.- ALGUNOS CONSEJOS PARA VIVIR EL ADVIENTO CON ESPERANZA.

4.1.- Mirar y pensar en la misericordia de Dios y meditar en la Vida Eterna.
4.2.- Abrir nuestra vida más Dios: ENTRAR DENTRO.
4.3.- Descubrir los signos de esperanza que se dan en nuestro tiempo. 
4.4.- Confiar siempre en los demás. "Operación confianza". La desconfianza, lleva a la falta de la esperanza y destruye la convivencia y el amor.
La imagen puede contener: una persona4.5.- Vivir la vida con gran serenidad, con los ojos y el corazón puesto en Dios. A mí siempre me ha impresionado la actitud del papa San Juan XXIII, un hombre de gran esperanza. Este es su Decálogo de la serenidad:
1.- Sólo por hoy trataré de vivir exclusivamente al día, sin querer resolver los problemas de mi vida todos de una vez.
2.- Sólo por hoy tendré el máximo cuidado de mi aspecto: cortés en mis maneras, no criticaré a nadie y no pretenderé criticar o disciplinar a nadie, sino a mí mismo.
3.- Sólo por hoy seré feliz en la certeza de que he sido creado para la felicidad, no sólo en el otro mundo, sino en éste también.
4.- Sólo por hoy me adaptaré a las circunstancias, sin pretender que las circunstancias se adapten a todos mis deseos.
5.- Sólo por hoy dedicaré diez minutos a una buena lectura; recordando que, como el alimento es necesario para la vida del cuerpo, así la buena lectura es necesaria para la vida del alma.
6.- Sólo por hoy haré una buena acción y no la diré a nadie.
7.- Sólo por hoy haré por lo menos una cosa que no deseo hacer y si me sintiera ofendido en mis sentimientos, procuraré que nadie se entere.
8.- Sólo por hoy me haré un programa detallado. Quizá no lo cumpla cabalmente, pero lo redactaré. Y me guardaré de dos calamidades: la prisa y la indecisión.
9.- Sólo por hoy creeré firmemente, aunque las circunstancias demuestren lo contrario, que la buena Providencia de Dios se ocupa de mí como si nadie más existiera en el mundo.
10.- Sólo por hoy no tendré temores. De manera particular no tendré miedo de gozar de lo que es bello y de creer en la bondad".


¡VIVAMOS CON INTENSIDAD EL ADVIENTO!
¡UNIDOS A MARÍA INMACULADA CUYA NOVENA VAMOS A CELEBRAR ESTOS DÍAS EN VILLACAÑAS CON MUCHA ALEGRÍA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada